Hoy le pido prestado el título de esta publicación al equipo directivo de la FUB. Este hashtag fue su conclusión después de haber estado trabajando durante 4 viernes por la mañana, viviendo y conviviendo la experiencia de aprender Design Thinking a través de retos reales. SUS RETOS REALES. Desde aquí, les doy las gracias por sus ganas de aprender y avanzar cada semana.

La verdad es que han sido sesiones intensas donde el equipo ha generado aprendizaje compartido sobre una nueva manera de abordar los retos y también sobre “los retos en si mismos”. Y yo, personalmente, he tenido la oportunidad de adentrarme también de pleno en la FUB: he podido conocer cómo es su gente, cuál es su cultura cómo organización y aprender sobre aquellas cuestiones que más les preocupan actualmente. Y es que el aprendizaje basado en retos provoca esto, que todas las personas implicadas (alumn@s y facilitador@s del aprendizaje) aprendan conjuntamente.

El challenge-based learning o aprendizaje basado en retos es un enfoque pedagógico que involucra activamente al aprendiz en la solución de un problema real, significativo y relacionado con su entorno. Este marco tiene muchos beneficios, pero hoy no pretendo profundizar tanto en los beneficios de aprender de este modo, sino que más bien me gustaría invitaros a contrastar esta manera de aprender con la manera en que estamos trabajamos en nuestras organizaciones.

¿Cómo estamos trabajando en nuestras organizaciones?

Actualmente, ya disponemos de muchas metodologías y herramientas que nos permiten generar dinámicas positivas para la resolución de problemas y la consecución de logros. Así pues, si ya existen ¿Por qué motivo no las estamos utilizando? ¿Por qué no dejamos atrás de una vez el formato de reunión?  Esa, una ceremonia donde cada individuo viene básicamente a exponer su punto de vista . ¿Por qué no damos un paso adelante hacia un formato de “encuentros” donde vengamos a generar trabajo y donde la voz “que cuente” no sea la del más habilidoso o el de más galones, sino que sea la voz de las personas para las cuáles queremos generar valor?

Os propongo que os inspiréis en esta manera de aprender y la llevéis a vuestra manera de trabajar. ¿Cuáles son los beneficios que obtendréis?

  • Una comprensión más profunda de vuestros retos y de todo lo que les rodea.
  • Avanzar hacia una cultura más colaborativa y de cooperación.
  • Unos equipos más motivados, implicados e identificados con su labor diaria.
  • Pondréis en el centro a quienes realmente son los importantes.
  • Favoreceréis las competencias sociales: como la empatía, la capacidad de escucha y la manera de comunicar.
  • Descubriréis la riqueza de nuevas perspectivas: tanto internas como externas a vuestra organización.
  • Desarrollaréis un liderazgo distribuido con equipos más autogestionados.
  • Potenciaréis la creatividad y el pensamiento crítico, tan necesaria en los tiempos actuales.
  • Favoreceréis la cultura del error como camino para llegar a dar con las claves de la solución.

¿Qué decís? ¿Os sumáis al #MásRetos y #MenosComisiones?

Pin It on Pinterest

Comparte
X