CÓMO CONOCÍ EL MENTORING

Cuando miro atrás en mi carrera profesional, en sus inicios, siempre pienso que tendría que haber luchado por encontrar una Mentora que me acompañase en el desarrollo de mi vida profesional. Por suerte, con el tiempo… aprendí de la importancia de rodearme de personas que hubiesen hecho un poco más de camino que yo. Ser capaz de crear esas relaciones profesionales, de tener experiencias y de tener conversaciones significativas con estas personas, es algo muy valioso en la vida de una profesional.

La propuesta de participar como mentora en Programa M2m de la UPC llegó en un momento de mi vida que sentía que tenía que nutrirme de nuevos entornos y nuevas personas. En el M2m acompañamos mujeres jóvenes que han decidido estudiar una carrera STEM y que están a punto de incorporarse al mundo profesional. Mi esencia de Pedagoga me hizo valorar la propuesta como una gran oportunidad de poder acompañar a una mujer más joven que iniciaba su camino profesional. En ese momento solo vi esa oportunidad: lo que yo podía dar a la otra persona. Pero lo cierto es que a lo largo de estos años, este programa ha traído consigo muuuuchas más sorpresas y aprendizajes de los que yo me esperaba.

En primer lugar, todo lo que he recibido en estos años de Ester, Meritxell, Anna, Sara, Marina, Núria, Eva y ahora Ona ha sido mucho más de lo que yo he podido dar. Cada una de ellas me dieron la oportunidad de conocer su historia de vida, sus talentos y sus sueños. Y sobre todo me regalaron la oportunidad de conocer su visión del mundo, que cuando una está acercándose a los 50 un poco de aire de juventud sienta de maravilla 🙂

En segundo lugar, mi participación en el M2m me ha dado la oportunidad de conocer una red de mujeres-mentoras luminosas, fuertes, solidarias y cada una talentosa en su ámbito. He aprendido de muchas de ellas. Hemos tenido en muchas oportunidades conversaciones de esas significativas gracias a la sororidad que ha habido desde el inicio entre nosotras. De verdad que nunca pensé que llegaríamos a generar este vínculo cercano y rico entre nosotras. ¡Nos tenemos que felicitar por ello!

 

EL MENTORING EN LAS ORGANIZACIONES

El mentoring es una herramienta que, no es precisamente nueva, pero que tiene una eficacia contrastada en el desarrollo de los profesionales y por lo tanto de nuestras organizaciones. Son muchos los casos de personas que tras pasar por un programa de mentoría, han desarrollado de forma más exitosa el resto de su trayectoria. Y si no, que se lo pregunten a Barack Obama, que tuvo como mentora a la fantástica Michelle Obama cuando él era un joven becario en un prestigioso despacho de abogados en Chicago.

Si nos vamos al terreno de las organizaciones, éstas usan cada vez más el mentoring como estrategia para crear o reforzar cualquier aspecto cultural de la compañía, cualquier conjunto de valores o cualquier comportamiento. Aunque algunos hablan del speed mentoring, el mentoring se considera una estrategia válida a medio plazo.

Así pues, si el mentoring es válido para generar cambios organizacionales es también plenamente adecuado para fomentar la cultura de la innovación en nuestra organizaciones.

Apostar por un programa de mentoring en innovación, maximiza el aprendizaje y además refuerza enormemente la conexión entre las personas de nuestra organización. Pero ¿qué es exactamente innovación? Para nosotras, la innovación va más allá de añadir algo novedoso a algo que ya existe, sino que se trata de cambiar algo para generar valor en las personas que lo van usar o a quienes va dirigido nuestro producto, servicio, experiencia, etc.

En estos años, el mentoring ha evolucionado para adaptarse a los nuevos contextos y canales y, esencialmente, a las nuevas necesidades primordiales de cada una las generaciones que conviven en nuestras organizaciones. Además la innovación ya no es algo que sucede solo en un departamento o algo que se debe hacer puntualmente: la innovación ya debe ser transversal a toda la organización, siendo esta la estrategia constante para vivir en el mundo de hoy. Ahora bien, hay ciertas cuestiones esenciales en un programa de mentoring que siguen en su esencia:

  • La voluntad de aprendizaje
  • La predisposición al intercambio de conocimientos
  • El compromiso personal para apoyar
  • La apertura mental
  • Y, finalmente, determinar un objetivo de aprendizaje o desarrollo

Lo cierto es que los programas de mentoring tienen formatos muy diversos: mentoring de pares, mentoring grupal, el onboarding mentoring e incluso el mentoring inverso, entre otros. Habitualmente las personas están organizadas en una comunidad que persigue un propósito superior a todas las voluntades o intereses personales.

En el caso del “mentoring de innovación” se cuenta con un modelo híbrido. Es decir, hay mentores internos, apoyados con píldoras formativas para desempeñar su rol, y también mentores profesionales que aportan la experiencia en las metodologías más eficientes en materia de innovación. Design Thinking es una de las más usadas ya que permite trasladar el proceso creativo y de factibilidad de los diseñadores.

LOS BENEFICIOS DEL MENTORING

La implicación de los líderes en este tipo de programas es esencial. No únicamente como promotores del mismo, sino como mentores internos implicados que les permita vivir y generar conciencia del proceso como el resto.

Estoy convencida, por mi vivencia personal, que el mentoring permite crear espacios de confianza donde las personas nos aproximamos de forma consciente, estamos abiertas al aprendizaje, a estrechar relaciones y a recibir feedback. Esto nos permite dar un salto en nuestro desarrollo en muchos sentidos. Lo considero un complemento excelente al aprendizaje que sucede en el ejercicio cotidiano de nuestro trabajo, donde hay otras prioridades de negocio que priman.

En el artículo “Mentoring Millennials” de la Harvard Business Review (2010), ya se describía lo que las generaciones más jóvenes esperan de sus jefes y de sus empresas. Entre otras, destaco: ayuda para progresar en la trayectoria profesional; retroalimentación directa y constante; programas formales de desarrollo; y poder aprender estrategias de creatividad e innovación.

 

“A mentor is someone who allows you to see the hope inside yourself.” Oprah Winfrey

Pin It on Pinterest

Comparte
X