Son ya muchos los proyectos de consultoría y formación en innovación que llevamos a las espaldas en Monday Happy Monday. Hoy quiero compartir contigo algunas de las cosas que hemos visto a lo largo de estos últimos años y que a veces nos han llevado a cuestionarnos acerca de si las organizaciones valoran la innovación como es debido.

Muy pocas son ya las empresas que no digan que valoran la creatividad y la innovación en sus equipos, aunque no sea más que una mera declaración de intenciones.

A lo largo de estos años, hemos identificado 6 factores que suelen entorpecer la innovación en las organizaciones:

1. Identificación y desarrollo del talento innovador

Sea por desconocimiento sobre lo que es la creatividad y la innovación, esto lleva a algunos líderes a no saber identificar ambas internamente y acaban buscando fuera lo que no sabían tener dentro. Algunos líderes confían más en las nuevas incorporaciones para innovar, dando por sentado que aquellos que llevan más tiempo en la empresa no van a ser capaces. A estos no se les desarrolla suficientemente, con lo cual menos probabilidades tienen de innovar, creándose así un perverso círculo vicioso.

El desconocimiento, también, por parte de algunos departamentos de Recruitment, hace que, en otras ocasiones, se recluten a las personas inadecuadas.

Ante ese escenario, los creativos e innovadores de la empresa acaban desmotivándose por no tener la oportunidad de crecer profesionalmente y se van.

2. La personalidad del talento innovador

Pero no siempre es por desconocimiento de la empresa. Como es por todos conocido, para las personas creativas e innovadoras lo fácil no es su opción preferida. Cuestionan el status quo, pueden incomodar y no ser políticamente correctas, les gusta la incertidumbre, aún a riesgo de equivocarse, y exigen recursos. Existen organizaciones que penalizan este tipo de comportamientos.

3. La penalización del error

Penalizar el error genera ansiedad en los equipos, lo que es igual a no innovar. Es importante que las personas se sientan seguras en un entorno que, en algunas ocasiones, puede verse vulnerado por algunos líderes privándolas incluso de tiempo para innovar. Si la organización penaliza los errores, a las personas innovadoras no solo no se les está permitiendo crecer, ni siquiera estar.

4. La alineación con los objetivos empresariales

Otro obstáculo que ponen algunos líderes es no hacer partícipes a sus equipos de los objetivos de la empresa, de modo que estos se sienten excluidos y dejan de mostrar interés por generar nuevas ideas que contribuyan al logro de estos.

5. La falta de inversión

En algunas culturas organizativas tradicionales, los líderes no disponen de partidas presupuestarias para desarrollar la innovación, lo que provoca que vean mermada su capacidad y no se desarrolle correctamente el proceso de innovación en la empresa.

6. El liderazgo burocrático

Pero en el caso de que la empresa acabe sucumbiendo a los cantos de la creatividad y la innovación, alguna considera que son solo los equipos, y no necesariamente los líderes, quienes deben albergar estas cualidades, reservando para el líder las normas, el establecimiento de objetivos, el repartimiento de tareas entre el equipo y, en el mejor de los casos, la aportación de nuevas formas de trabajar, con una visión precisa, uniforme, estricta y sobre todo alineada con los valores y principios de la empresa. No es que esté mal, pero si solo reservamos al líder estas funciones, más que un líder innovador, estaremos ante un líder burocrático. También es estos casos, los líderes acaban marchándose.

En Monday Happy Monday hemos identificado estos factores. ¿Has identificado tú alguno más? ¡Completa la lista!

Pin It on Pinterest

Share This
X