Hoy quiero compartir contigo las 4 claves que deben poner en marcha las organizaciones que quieran entrar en modo construir. Hace tan solo unos días, tuve el placer de impartir un taller en la Jornada EQUÍPATE “Los retos para el Área de Personas en el entorno COVID” que organizó la Fundació Factor Humà para todas sus empresas asociadas. Siempre es un placer para nosotras colaborar en las actividades que organiza la Fundació e interactuar con todo el equipo que las lleva a cabo.

Así que comparto contigo la esencia de lo que quise transmitir el día de la Jornada EQUÍPATE. Y lo hago con más ganas que nunca, tras las nuevas restricciones que se están imponiendo en muchos de los sectores de actividad que luchan por salir adelante aquí, allí y en todo el mundo.

La etapa de las urgencias

Mira, hace 7 meses que el mundo se paró en las calles, pero realmente dentro de las casas de muchas personas, había de todo… menos quietud. Las cifras nos dicen que al menos el 34% de la población activa siguió con su actividad laboral. Si estás en ese 34%, imagino que pasaste por una etapa inicial de gestionar urgencias. Todas nos pusimos a pensar cómo nos íbamos a organizar a partir de ahora, qué podríamos hacer desde casa y que no, qué recursos necesitaríamos, preocupaciones y gestiones para que todas las personas pudiesen disponer de los recursos necesarios para seguir desde casa, etc.

La etapa de la supervivencia

Luego pasamos a una etapa caracterizada por la supervivencia donde muchas personas se resguardaron a la espera de la ansiada estabilización de las cifras y de mucho más. Y así pasaron las semanas y los meses, esperando el ansiado fin del estado de alarma. Lo cierto es que poco a poco se nos fue revelando que con el fin del estado de alarma no llegaría, ni mucho menos, la vuelta a “lo de antes”. Y cuando me refiero a “lo de antes”, no me refiero únicamente a eso de poder llegar a tener contacto humano con casi cualquier persona con normalidad. A lo que me refiero es a que los modelos de negocio de muchas de nuestras organizaciones ya han tenido que dar un giro importante.

¿Modelos de negocio? Sin contar todas aquellas que tuvieron que cesar su actividad, de las que pudieron y pueden seguir funcionando, hay organizaciones que:

  1. Han tenido que cambiar el “canal” por el que ofrecían su valor a sus clientes: de presencial a digital.
  2. Han tenido que cambiar el “producto o servicio” que ofrecían, ya que el suyo ha perdido sentido hoy en día.
  3. Les ha cambiado el “cliente” ya que: las necesidades primordiales han variado, las circunstancias personales también, e incluso, la “sensibilidad al precio” que tenemos las personas respecto a algunos productos y servicios, también.
  4. Les han cambiado también “los empleados” ya que: en estos meses a las personas se nos ha movido el suelo como nunca antes recordamos.

La etapa de construir

La cuestión es que ya sea porque creamos que esto va a para largo o porque creamos que ya ha cambiado para siempre,.. ya, deberíamos habernos dado cuenta que no se trata de seguir sobreviviendo sino de entrar YA en la etapa de CONSTRUIR. Lo cierto es que no suelo hablar nunca de política, pero de verdad que en estos tiempos desearía escuchar alguna vez un mensaje del tipo “Venga, vamos a ponernos a ello”. 

¿Pero cómo se construye en estos tiempos? Sabes que los optimistas son aquellas personas que tienden a ver y juzgar las cosas en su aspecto más favorable. Pues bien, las organizaciones que quieran entrar en modo CONSTRUIR deberán cultivar ese optimismo a través de la puesta en marcha de 4 claves, que según mi punto de vista pueden ayudar a dar en el clavo.

Clave 1: FOMENTAR UNA CULTURA DEL APRENDIZAJE

Más que nunca debemos creer en el potencial de aprendizaje de nuestros equipos y contar con profesionales del aprendizaje que pongan en marcha estos proyectos. Deben hacerlo estando muy muy cerca de las personas, del negocio, para conocer las necesidades reales y, una vez detectadas, ofrecer de forma ágil los recursos a disposición para que las personas puedan agarrarse a ellos.

Si creemos en el potencial de las personas y las ayudamos a formarse, estaremos potenciando la mentalidad de construir, elevando la satisfacción más intrínseca de las personas, apoyando su empleabilidad y caminando hacia ser una organización cada vez más competitiva.

Otra opción interesante, dentro de esta clave, es crear redes de aprendizaje tanto internas como con agentes externos a la organización. Aprovechémonos del talento y la experiencia del entorno.

Clave 2: FACILITAR LA INNOVACIÓN

La aversión al cambio es humana y por lo tanto, la única manera de vencerla es ponernos a caminar. Hemos de ser capaces de generar entornos para que las personas de nuestras organizaciones puedan experimentar y desarrollar su confianza creativa ¿Cómo?

Si creemos en el potencial de innovación de las personas, estaremos potenciando una vez más su mentalidad de construir y la tan ansiada capacidad de resiliencia. De la que tanto se habla.

  1. Identifica los retos y priorizarlos.
  2. Crear equipos multidisciplinares alrededor de cada uno de estos retos.
  3. Apoyar a los equipos con metodología, tiempo y una meta a alcanzar.

Clave 3: HUMANO CENTRISMO

Si siempre tenemos que cuidar a las personas que están en nuestra organización, ahora es uno de esos momentos “de la verdad” donde podemos “vincularlos para siempre” o crear “desafecciones” difícilmente recuperables. Hemos de poderlos observar, más que nunca, de forma holística. Teniendo en cuenta sus circunstancias personales y generar mecanismos que nos permitan saber si una persona está en una situación de estrés (por cuestiones laborales o personales) o incluso de duelo.

Cuidarnos entre todas ahora, tendrá un impacto elevado en generar “la confianza mutua” que es tan clave en un equipo humano. Y lo mismo con los clientes. Hemos de poder estar cerca, aportarles valor y crear canales para conocer sus nuevas necesidades y sus actuales circunstancias.

Si quieres saber más sobre la corriente humano centrista, no dejes de mirar este vídeo donde Maite Moreno y yo hicimos un repaso que te puede dar mucha luz al respecto.

Clave 4: EL PROPÓSITO

Más que nunca nos hemos de coger a ese propósito más elevado que cada una de nuestra organizaciones tienen. Nos hemos de reinventar atados a nuestro propósito y teniendo cómo ejes el valor que debemos aportar a las personas. En breve, en nuestro Programa de TV – Monday Happy Monday hablaremos largo y tendido de este tema.

Como ves, se trata de ponernos a caminar YA. No parar, ni esperar, … seguir avanzando, generando aprendizaje y experimentando. Todo para construir un nuevo futuro que será solo si nos ponemos a construirlo ya. Nos llaman idealistas…

Pin It on Pinterest

Share This
X