Aprender cuesta

Aprender cuesta

Hace unos meses, tras finalizar un proyecto formativo en la Generalitat de Catalunya, hablaba con su responsable y le transmitía, obsesionada como siempre por la “experiencia de cliente”, mi preocupación por que los participantes hubieran tenido una buena percepción...

Pin It on Pinterest

X